Muñecas made in Japan

Tengo una amiga que se trajo de un viaje a Tokio una muñeca que me encanta, he estado curioseando y me he encontrado con el universo de las muñecas japonesas, un tema que nunca imaginé que diera tanto de sí y fuese tan interesante.

Lo cierto es que no suelen gustarme los objetos decorativos, así que figuritas variadas y demás no adornan mis estanterías. Lo que tengo es regalado, a excepción de una pequeña figurita Goebel de Rosina Wachtmeister, un buho que según todo el mundo es feísimo, una figura fea con unos ojos enormes pero cuando lo compré me encontré con su mirada diciéndome llévame contigo y ahí está ahora mirándome. Alguien me ha dicho que tiene un aire con ET, así que con mi gusto por las películas de ciencia ficción, no me extraña que me lo trajera a casa.

Continuando con las muñecas japonesas, existen diferentes tipos. Las Daruma son muñecas amuleto esféricas con el cuerpo pintado de rojo y la cara blanca sin pupilas, que representan al monje zen Bodhidharma. Hay una costumbre que consiste con el año nuevo al pedir un deseo pintar la pupila negra en el ojo izquierdo y si éste se cumple pintar la pupila del derecho. Me pregunto cuantas muñecas serán medio ciegas en Japón…

Las Kokeshi, como la de mi amiga, son muñecas de madera policromada torneadas, no tienen ni brazos ni piernas, su cuerpo es cilíndrico y tienen grandes cabezas. Dependiendo de la zona en la que se hayan creado reciben nombres como Tsuchiyu, Togatta, Yajiro, Naruko, Sakunami, Yamagata, Kijiyama, Nanbu, Tsugaru, Zao-takayu, e Hijioro. Parece ser que sirvieron de inspiración para crear los avatares de la Wii de Nintendo.

Las Hakata de arcilla pintadas con un concepto más clásico, los Maneki Neko unos gatos que traen la fortuna o las Bunraku típicas marionetas, también forman parte de este extenso universo del que esta sólo es una pequeña muestra.

Si habéis previsto algún viaje a Japón acordaos de mi, aunque me espantan los souvenirs no me importaría que alguien me regalase una kokeshi,… o en todo caso siempre quedará Ebay.

Comments

  1. me ha parecido muy interesante el post, y las imágenes de los muñecos son muy actuales. La japonesa es una cultura de la que me gustaría saber más. Me resulta muy atractiva su arquitectura e interiorismo, y veo que hasta las muñecas tienen una estética muy particular y atractiva.

  2. Anonymous says:

    San Pancracio sería la versión española del Maneki Neko.

  3. Anonymous says:

    conichi wuaaaaaa ali san<br /><br />esto de hacer un comentario se me da bastante mal, cada vez que lo intento me sale fatal, estoy dos horas escribiendo y cuando le daoy al boton chaaassss! desaparece…. y aparezco a tu lado…..<br /><br />en fin ali san que si en mi honey moon no voy a japon me acerco a los todo a 100 que tienes debajo de tu casa y te compro un gatuko doraemon de esos.<br />noa<br /><br />sayonara baby

  4. Bienvenida!<br />En todas las culturas hay amuletos variados pero en la japonesa parece que los muñecos de todas las formas y colores ganan por goleada. Supongo que serán una referencia a nivel visual y tendrán mucho influencia en la cultura del dibujo animado japonés.

  5. Anonymous says:

    Hola Ali! Soy Lorena y me estreno en tu foro porque el tema oriental me apasiona. <br />Como comentario decir que los japoneses son en general muy aficionados a las muñecas, además de muy supersticiosos. <br />Así, por ejemplo, los Maneki Neko te los encuentras en Japón en todo cuanto establecimiento vas, ya puede ser el chiringuito más cutre que te imagines, que allí está el gatito…o gatón, porque hay algunos enormes. <br />La creencia popular es que atraen el dinero y, claro, por si se les hunde el "negosio" el gato lo plantan…Por si acaso.

Si te apetece comentar puedes hacerlo aquí