Papel de regalo

Ir a una papelería es como entrar en una pastelería, todo es tentador, desde las pequeñas libretas, los lápices, los sobres, carpetas pero un apartado especial merecen los papeles de regalo.
Cuando los utilizamos para empaquetar un regalo, aunque la sensación para el que lo recibe es magnífica, el saber que acabará arrugado y roto en alguna papelera parece un desperdicio, sobre todo si utilizamos papeles como los de la serie iota de paper mojo, de mis favoritos.

Si te apetece comentar puedes hacerlo aquí