Fotos apetitosas

El estilismo en la comida es un tema increíble. Vemos esas comidas tan deliciosas y apetitosas con colores tan sugerentes que activan nuestras papilas gustativas y sin embargo, no nos paramos a pensar que, al igual que ocurre con las modelos en bikini, pasa lo mismo con la nata del helado o la hamburguesa doble con queso, primero el maquillaje y luego el photoshop.

Si los cosméticos para los humanos están tan desarrollados como para cambiarnos el color de la piel en segundos y pasar de estar blanco como la leche a tener un moreno tropical, para los alimentos existen infinidad de productos que los hacen más apetitosos a la vista pero no comestibles.

He tenido oportunidad de ir a una de estas sesiones de fotos en las que las fotos eran espectaculares, los canapés también, pero el olor a barniz para darles brillo era tan insoportable como meterte en una habitación recién pintada.

Aún así, las imágenes de alimentos suelen caracterizarse por su color y los vegetales y las frutas destacan entre todos ellos, como muestra los trabajos de dos fotógrafas con mucho gusto y estilos diferentes.

Si te apetece comentar puedes hacerlo aquí