Misterio resuelto

Algunos/as de vosotros ya lo intuíais es comestible, una tarta, eso sí, puro arte porque han reproducido sobre ella un cuadro del artista japonés Toyohara Chikanobu. Pertenece a la lista de pasteles pintados de JollyBe Bakery una pastelería de Brooklyn (Nueva York) creada por Ruth Seidler, una restauradora de arte con pasión por la pastelería. Si visitáis su web probablemente os asombre, no sé cómo sabrán los pasteles pero me daría pena comerme alguno.




Comments

  1. Increibles esos pasteles!

  2. Increíble y muy ingenioso. Y además, casualidad, estoy preparando también una entrada muy dulce para esta próxima semana…

  3. Desde luego que da pena comerlo!!! Esto es puro arte!!!
    Feliz Fin de Semana!!!

Si te apetece comentar puedes hacerlo aquí