Siesta en domingo

Domingo cualquiera, mes de julio, sobremesa, cielo lleno de nubes y una temperatura ideal, se me cierran los ojos y me propongo una siestecilla pero con lo mal que me sienta imposible, así que toca imaginarse entre las sábanas de cualquiera de estas habitaciones, las sábanas blancas me encantan, quizás tanto blanco sea excesivo pero lo prefiero al nuevo barroco. Reconozco también que a pesar de que pueda tener un punto cursi me gusta el shabby chic con toques modernos, como siempre mi fuente de inspiración en estos temas desire to inspire

Comments

  1. Hola Sonia,

    Creía que no sabría de ti hasta tu vuelta de vacaciones, vaya sorpresa! es increible lo que son las modas, la verdad es que no tengo claro si lo del blanco será pasajero pero a mi particularmente me gusta mucho mezclado con colores vivos por su frescura y la luz que refleja en cualquier estancia.

    Dana,

    Estoy contigo en cuanto al Shabby chic, el problema es que a veces resulta más laborioso encontrar muebles de segunda mano que comprarlos nuevos, eso sí cuando los de segunda mano gustan, si te has movido para encontrarlos la satisfacción debe ser inmensa, además se le une el que suelen ser piezas únicas, ya que no muchas personas están por la labor de decorar su casa con muebles antiguos.

    Saluditos

  2. Me gustó mucho este post, lo malo es que ya es lunes, estoy en la oficina, y tengo ganas de meterme en una de esas camas con sábanas blancas :) Ah, por cierto, a mí me encanta el shabby chic, no el cursi y exagerado, más bien lo viejo con lo nuevo y en blanco; además es una buena manera de remodelar sin mucho presupuesto. Saludos.

  3. Uau! Me quedo con la primera habitación ¡Es preciosa! Aunque me gustan todas. A mí también me encanta la casa cuanto más blanca mejor, tanto que la última obra que hice el pintor me decía que tanto blanco por todos los lados no podía funcionar… En fín, pinté la cocina de verde, pero con los muebles blancos. Precioso post. Un beso. Sonia

  4. Hola,

    Karina,
    Por lo visto el cartel fue descubierto en una caja de libros antiguos que se vendieron a la libería Barter Books, una de las librerías de segunda mano más famosas del Europa, pura casualidad que se volviera a saber de él.

    Ivana,
    Tienes razón con lo de las sábanas y la plancha pero merece la pena, la verdad es que leyendo este post un lunes a primera hora de la mañana apetece más lo de dormir.

    Gracias por pasaros, besos

  5. Me encantan las sábanas blancas de algodón, pero te aseguro que es un rollo plancharlas, pero ese tacto, ummm!!! No sabía que este estilo se llamaba shabby chic, me encanta!! Con este blanco se me ha iluminado el día!

  6. Me encanta del shabby chic la idea que hay detrás, todo es para disfrutar,nada es solo para mostrar y si se rompe por poco dinero te conseguís otro en algún mercado de cosas viejas.
    Gracias por la explicación de tu post anterior, me gusta mucho el poster pero no sabia la historia!!!

Si te apetece comentar puedes hacerlo aquí