Lenço dos namorados · Bordados de Guimarães

No sé mucho de bordados, me he atrevido con el punto de cruz pero no he hecho nada digno de mención y este post no es el resultado de una afición sino de que últimamente si algo está a mi alcance y me gusta mucho no me lo pienso antes de comprarlo, a primera vista las cosas que enamoran son las que al final si no consigues tenerlas te quedarás pensando por qué no te atreviste… así que después de ver estos bordados en muchas tiendas en Oporto, uno en rojo y blanco me eligió a mi.
La historia de estos bordados gira entorno al amor, su traducción en español convierte los Lenços dos enamorados en Pañuelos de Enamorados, se trata de piezas únicas de artesanía de la zona norte de Portugal (Viana do Castelo, Vila Verde, Telões, Guimarães y Aboim da Nóbrega) y todo se reduce a un pequeño cuadrado de lino fino o algodón bordado con motivos diversos y versos en colores vivos o sólo en rojo.
Según he leído las mujeres jóvenes aprendían a bordar y ya en edad de casarse cuando comenzaban a hacer su ajuar en sus ratos libres creaban estos bordados con versos y símbolos personalizados para entregárselo a su amado. Se utilizaba en el juego de la conquista, una vez terminado el bordado llegaría al amado que lo utilizaría en público para demostrar que había comenzado una relación, si el joven en cuestión decidiese no utilizar el pañuelo en público era una señal inequívoca de que no le interesaba esa relación. Es probable que el origen de los “Lenços de Namorados” esté también relacionado con los pañuelos de los nombles de los siglos XVII – XVIII, que más tarde fueron copiados por las mujeres humildes de los pueblos adquiriendo unas características más populares.
No sé más de este tema pero estoy abierta a reeditar el post si alguien sabe algo más o considera que se me ha escapado algo, existen muchas webs en la red y si viajáis al norte de Portugal los veréis, lo que realmente me gusta de estos bordados es que son tradicionales, únicos y han sobrevivido siglos.
Aquí os presento un bordado típico de Guimarães, el mío que incluso trae una pequeña certificación con el nombre de la bordadora, su número de registro y la fecha en la que lo terminó ya que en la actualidad existen unos organismos de certificación de este tipo de artesanía regional.

Comments

  1. Dina mi opinión es que como arte popular lo interesante de esto es no verlo como un bordado sencillo que podamos hacer nosotras, lo interesante es comprarlo certificado hecho en la zona en la que llevan haciéndose desde hace siglos y sabiendo que el que has comprado es único y no hay ningún otro igual, ahora bien como inspiración es una pequeña joyita.

  2. La verdad esq si que son graciosos, para acompañar un regalo o algo asi, pero no sé yo con mi arte característico si me atrevería a hacerlo…

Si te apetece comentar puedes hacerlo aquí