Cubos de colores

by Alicia

No sé si es que mi generación mira con nostalgia la infancia que tuvo, si es que valoramos más y mejor todo lo que nuestra infancia nos dio, o es que vemos a los niños de ahora como lo hacían nuestros padres con nosotros.

Mi padre hablando de sus juguetes siempre me cuenta la historia de su favorito: un camión de madera gigante y lo contento que estaba con él hasta que a su hermano mayor le dio por saltarle encima… Mi madre también recuerda el disgusto que tuvo cuando a su muñeca, un bebé pelón, se le rompió la cabeza (de cerámica). Creo que recuerdan el drama de perder sus juguetes porque tuvieron pocos ya que era una época en la que el país estaba despegando (40’s-50’s)

Me he puesto a pensar y lo que tiene ser la hermana mayor, la que vino detrás se encargó de rematar los juguetes que quedaban en pie así que no conservo casi ninguno pero recuerdo un montón: un oso panda de peluche gigante, una muñeca de trapo de color violeta a la que llamaba Pepa, los barriguitas con su noria, la pseudo Barbie que me regalaron y el disgusto que me dio verla con el pelo corto y los pies planos… (yo que quería ponerle tacones y hacerle peinados), la cabeza gigante de la Gwendolyn para peinar, el maquillaje de la Srta Pepis, Magia Borrás (otro disgusto – la varita mágica no funcionaba), muñecas (llegué a tener la Barbie Glown Dress después de la rabieta)  y los juegos de construcción.

Tuve un barco de Tente, creo que heredado de mis primos, recuerdo que era un trasatlántico porque tenía ventanitas redondas, yo lo sacaba al patio y me dedicaba a subir a todas las hormigas que me encontraba :) y también recuerdo los bloques de colores de Lego, que a veces servían como elementos decorativos de la casa de la Barbie o de los Pin y Pon de mi hermana  haciendo de mesa, de sofá o de simple pared.

Y este rollo es la introducción a unos juguetes que me encantan y que se supone que son para niños, pero la verdad yo ya no soy una niña y me los compraría en honor a mis comienzos con los Lego de los setenta. Son de House Industries.

getimage-4

getimage-2getimage-9

 

getimage-8getimage-7getimage-10 getimage-11 getimage-12
getimage-6
getimage

 

getimage

 

Si este post os ha provocado nostalgia, no dejéis de revisar este otro post de Yo fui a EGB que os sacará muchas sonrisas.

Más inspiración en:

3 comments

patricia 10/03/2014 - 01:24

preciosos, a mí también me parecen una tentación…

Reply
Florencia 06/03/2014 - 13:05

Divinos estos juguetes!!! Yo soy la menor, así que en casa de mi mamá hay muchos de los juguetes de mi infancia. Ahora algunos están en mi casa porque mi hija se los va trayendo. Es increíble como le llaman la atención, porque son juguetes que no se ven más: una licuadora de juguete, una balanza de pesas, muñecas articuladas mucho más chiquitas que una Barbie, etc. Los cubos lamentablemente no sé dónde fueron a parar. Pero me hiciste acordar que había de madera y de cartón

Reply
Aún hay hadas 06/03/2014 - 12:53

Me encantan. Me parecen súper originales!

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.