Viviendo en el futuro · Impresión 3d

by Alicia

Y ya hemos comenzado un año nuevo y la mosca se hace más vieja y a mi me empiezan a salir las primeras canas y la crema hidratante facial que me funcionaba hasta ahora ha dejado de hacerlo… Lo hablaba con una amiga hace tiempo, Sras y Sres a partir de los 38 todo cambia y, por menos años que te echen, la gravedad del planeta tierra se encarga de recordarte que lo que pone en el carnet es verdad. Recordáis todas aquellas cábalas futurísticas que hacíamos cuando éramos más jóvenes?… cómo seré a los 40?… qué vida tendré?…, definitivamente prometo no volver a dedicarle una neurona porque no he dado una! :D

En fin que estaba yo dispuesta a comenzar el 2016 con toda la energía del mundo, decidida a darle el empujón final a mi portafolio y enseñároslo porque ya me vale… y debía haber una cola de virus esperando a que bajaran un poco las temperaturas para atacar, así que comencé el año enrollada en una manta, con la energía bajo mínimos, así que mi año bloguero comienza a mediados de enero.

Si hubiera pensado en lugar de en cómo sería mi vida en el futuro o en cómo sería el mundo a estas alturas estoy segura de que no habría acertado en muchas cosas, lamentablemente hay cosas que parecen cíclicas, pero por suerte el ser humano también sigue inventando cosas increíbles y hay una tecnología que ya no es el futuro sino el presente: la impresión 3D.

Recuerdo la primera vez que me hablaron de una impresora en 3D, lo veía muy lejano. Estaba todavía en la facultad, mi padre recibía una revista de maquinaria industrial cada mes y me lo comentó. Me pareció una idea fantástica pero imaginaba que se utilizaría mayormente para prototipos o maquetas, no para objetos o usos finales y tenía claro que sólo podrían permitírsela las grandes empresas.

Pero todo evoluciona y la industria del diseño, las impresoras 3D y los robots nos van a dar muchas sorpresas en los próximos años, siempre guiados por la creatividad y el poder para imaginar el futuro de nuestros increíbles cerebros humanos. Yo os dejo con algunos ejemplos que nos remiten directamente al Replicador de Star Trek.

Me aventuro a apostar por una impresora 3D en cada casa en el futuro, aunque no creo que llegue a verlo pero sería un buen regalo de jubilación. Imaginaos una impresora que nos fabrique la comida, la ropa y los complementos, todo customizable al 100%, a estas alturas no parece algo tan difícil con los usos que ya se les está dando. Os dejo algunos ejemplos:

El primer puente creado en 3d en tiempo real

Lounger Chair de Janne Kyttanen

Las nuevas patas delanteras de Derby

Más inspiración en:

4 comments

Ingeniería 3d Sevilla 15/11/2016 - 12:03

Esta tecnología está revolucionando muchos sectores, y es que en multitud de casos puede ser aplicada. No obstante esta todavía en fase de desarrollo: mejores máquinas, mejores procesos, materiales con características mecánicas adecuadas..,etc. Os dejo un link a nuestra web por si queréis ver lo que hacemos en <A HREF="http://www.ingenieria3dsevilla.es/impresion-3d/">impresión 3d</A>

Reply
Cris b 19/01/2016 - 00:03

Tengo que ponerme al día porque en moda también han avanzado

Reply
marta 18/01/2016 - 23:36

Hola te acabo de descubrir y ya me quedó por aquí.

Pásate por mi blog, puro sentimientos.

Reply
Alize 18/01/2016 - 20:43

La de cosas buenas que se pueden crear con una impresora de esas, a la de personas que se puede ayudar en temas de salud sobre todo… :)
¡Besotes y mejórate! ;)

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.