Casas en zonas húmedas

by Alicia

Hace poco hablaba con un amigo que vive en una casa de campo de la humedad, vivir en el norte y cerca del mar es genial pero la humedad es algo con lo que aprendemos a convivir. Días de invierno en los que la humedad en el aire es del 100% y aunque tengas la terraza cerrada y quieras secar la ropa te cuesta un montón, tienes que acabar usando secadora o deshumidificador.

davidchipperfield

Cuando voy a Madrid, la palabra deshumidificador les suena a chino y supongo que esa es la razón por la que en un día de invierno seco madrileño, en una casa con calefacción central, me siento muy bien pero como una uva pasa que necesita beber constantemente y usar tres toneladas de crema hidratante. Lo que sorprende es descubrir que en ciudades más al sur, como Sevilla o más al Este como Barcelona también saben lo que es el ambiente húmedo, por el río o por el Mediterráneo. No conozco a nadie que viva en el norte y no haya tenido algún problema de humedad o filtraciones, en el caso de Galicia cuando llueve una media de 1180 mm al año… es inevitable y el precio que debemos pagar por verlo todo verde.

Esto me sirve de introducción porque en realidad, hablando con este amigo, descubrí que, aunque la humedad lleva implícita siempre la acumulación de agua, ésta puede ser de diferentes formas, humedades por condensación, por filtración o por capilaridad y de esto no se libra nadie, independientemente del clima del lugar donde vivas. Ventanas que aparecen húmedas por la mañana (lo he vivido en un piso que compartí en la facultad), garajes y trasteros con filtraciones (de eso sé un rato… aunque finalmente se solucionó) y aunque mi experiencia este año, sólo ha sido una filtración de agua por una tubería bajante del patio de un ático, vivirlo siendo la presidenta de la comunidad ha sido una experiencia «diferente».

davidchipperfieldb

La solución para las humedades, siempre acaba siendo llamar a una empresa especializada y detectar la filtración y corregir el problema. Es cierto que en las viviendas suele haber todo tipo de problemas, sobretodo con el paso de los años y si están situadas en lugares con condiciones meteorológicas duras, lo que en principio puede parecer una pequeña mancha de humedad puede acabar convirtiéndose en una pesadilla.

No he querido ilustrar este tema con imágenes de humedades porque todos sabemos cómo son. Creo que es más interesante imaginar los potentes aislantes y las impermeabilizaciones a conciencia que habrán tenido en cuenta los arquitectos cuando se enfrentan a una localización como esta, la casa de David Chipperfield en Corrubedo (Galicia), en primera línea, mirando a un mar que en invierno es puro espectáculo.

davidchipperfield corrubedo3 davidchipperfield corrubedo3 davidchipperfield corrubedo4 davidchipperfield corrubedo6 davidchipperfield corrubedo2

via – via

Cómo lleváis el tema humedades?, habéis tenido algún problema alguna vez? o por el contrario todo esto os suena muy lejano.

Más inspiración en:

6 comments

montse llamas 08/04/2016 - 17:41

¿Qué quieres que te diga, viviendo en Coruña, en frente del mar? He tenido experiencia con la humedad y las humedades desde la primera casa, donde nací y que mis padres dejaron en cuanto pudieron. Y les recuerdo aconsejándome nunca vivir en el último piso de un edificio, ni tampoco en el primero, ni mirando al norte, ni que no le dé el sol… (mis padres son castellanos y alérgicos a los ácaros también).

Mi piso mira al mar, pero está muy bien orientado, y se agradece que le dé el sol y lo seque un poco después de esas temporadas que no para de llover.

Por otra parte, tengo una filtración en la fachada de un patio que creo que me va a dar algún quebradero que otro.

Ah, y A-DO-RO esa casa de Corrubedo. Siempre que me paso por ahí, me acerco a verla.

Reply
Alicia 12/04/2016 - 15:14

En el fondo sabes que eres una suertuda por tener el mar de frente, aunque tenga algunas desventajas, tener esas vistas es algo impagable. Y sí, lo de la orientación es super importante, las fachadas que dan al norte en Galicia mejor dejémoslas para el verano :)

Reply
Olga 07/04/2016 - 21:46

La humedad no sólo es un problema en las casas, es una pesadilla para los alérgicos al polvo como yo, porque los ácaros se reproducen mucho más con la humedad. Así que vivir en el norte, cuando se puede pagar una casa maravillosa como la que has puesto con todo tipo de aislamientos anti-humedad está muy bien, pero la solución es el centro, que aunque la sequedad produzca más arrugas en la piel, es muchísimo más sana en términos generales. Eso sí, el norte verde con vistas al maravilloso mar Cantábrico, es precioso.

Reply
Alicia 07/04/2016 - 22:01

Muy cierto, me pasa lo mismo soy alérgica a los ácaros (entre otras cosas) y asmática, así que imagínate lo bien que me viene el clima gallego de costa… Tirando de antihistaminicos sobretodo con la primavera, aun así mi alergia no mejora en el clima seco.

Generalmente el tipo de construcción básica en el norte ya es muy diferente a la de zonas secas y las casas, a menos que tengan alguna fuga por causa de los temporales, falta de mantenimiento o problemas de construcción suelen estar mucho mejor aisladas.

Reply
Alize 07/04/2016 - 11:46

Yo vivo en Madrid, pero también tengo casa en zona de playa así que sé lo que es la humedad… La verdad es que prefiero la "sequedad", que es a lo que más acostumbrada estoy…
Y es verdad que la lucha contra las humedades en la casa de la playa es muy dura xD
¡Besotes!

Reply
Alicia 07/04/2016 - 21:53

Supongo que es cuestión de constumbres, todos necesitaríamos un periodo de adaptación ante un cambio de clima por eso cuando es un cambio por unos días se nota más. El clima seco tiene sus ventajas pero vivir cerca del mar…

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.