Mantener una casa cálida en invierno

by Alicia

vía

Nos ha tocado una ola de frío polar y yo la saludo desde mi casa, con una gripe/catarro que me acompaña desde hace varios días.  No hay queja, la calefacción es genial, aunque soy de las que en un ambiente con muchas horas de calefacción acaba con la cabeza cargada. Para estar cómodo en tu casa, tanto en invierno como en verano, lo más importante es un buen aislamiento y tener en cuenta la orientación (sobretodo si pretendemos construirla o a comprarla), algo que en muchos casos no solemos considerar.

Parar mejorar la calidez de vuestro hogar, pensad que, antes de decantaros por un determinado sistema de calefacción es fundamental aislar, antes de calentar la casa debemos buscar por dónde se escapa el calor.

Si habéis pensado en hacer algún tipo de reforma en vuestro hogar hoy en día hay sitios web como quotatis.es, dónde es fácil encontrar profesionales y presupuestos para obras concretas, como poner unas buenas ventanas con puente térmico, aislar paredes y tejado, o incluso construir una chimenea.

Probablemente habréis leído infinidad de veces que aislar es fundamental y, aunque estén cansados de repetirlo, porque también influye en nuestro bolsillo, no es algo tan habitual y lo confirmo porque lo he vivido, en espacios de trabajo, en el colegio, en infinidad de lugares en los que por un lado la calefacción calentaba y por otro el calor se escapaba. Y también he vivido la experiencia inversa con la calefacción central (casi todas de gasoil) en pisos en los que en pleno mes de enero podías ir en camiseta, que sí, que mucho calor pero poco saludable.

Imaginad a nuestros antepasados en días como estos cuando no tenían, en muchos casos, más que un lugar dónde hacer fuego para calentarse.

En Galicia, era habitual calentarse entorno a la lareira en casas de campo y aún es bastante habitual la mítica cocina de hierro. La versión contemporánea de la lareira es la chimenea, que seguro que muchos tendréis encendida en un día como hoy.

Os dejo unas imágenes curiosas porque se trata de la misma casa, que incluye en su salón/cocina una chimenea de tipo nórdico, para que podáis ver cómo cambia un mismo espacio con una decoración diferente.

En estas primeras imágenes el estilismo y la decoración se decantan sobretodo por los detalles en negro, el vintage, los cojines rústicos de kilim o las fotografías en blanco y negro

Y en esta otra versión de la misma estancia, con elementos clásicos como las butacas o la mesa de centro, iluminación extra con un par de lámparas de pie y cojines variados.

¿Con qué estilo os quedaríais? yo estoy segura que haría una mezcla entre ambos pero me quedo con el primero, las pieles de animales no son algo que me emocione tener cerca. Lo que está claro es que debe ser una casa cálida en invierno, pese al frío de fuera.

¿Qué tal lleváis esta ola de frío? yo tengo la suerte de trabajar en casa, o la desgracia, porque en la vida freelance toca mantener a los virus a raya con zumos de naranja y jengibre, cápsulas de equinácea y el eterno kleenex.

via

 

Más inspiración en:

1 comment

Alize 21/01/2017 - 12:39

En mi casa tenemos calefacción central y no podemos regular la temperatura, o tenemos los radiadores encendidos o apagados. Si los apagamos hace mucho frío y si los encendemos esto parece un horno, no hay término medio. Y a mí me pasa como a ti, tanto calor hace que me duela la cabeza y se me ponga mal cuerpo… En fin, que ya estoy deseando que empiece la primavera :)
¡Muchos besotes y mejórate!

Reply

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.