Vacaciones e internet

Hola a todos/as

Estaré fuera durante un par de semanas, de hecho ya lo estoy, intentaré escribir algo durante estos días pero no sé si será posible. Es increíble lo rápido que nos acostumbramos a las cosas que nos hacen la vida más fácil.

Recordáis vuestra vida sin internet? un ejemplo: qué ocurría si sentíais curiosidad por saber cual había sido la suerte de vuestro actor favorito, si había hecho más películas o tenía intención de hacerlas… cómo averiguarlo de aquella (estoy hablando de hace unos 15 años) pues no quedaba otra que comprarse el monográfico de la revista Fotogramas, o cotillear su vida personal en el Hola, hoy con teclear su nombre en internet tenemos poco menos que su número de la seguridad social y el nombre de su dentista.

Y os preguntáreis a qué viene esta reflexión… pues lo cierto es que está inspirada en el lugar al que he venido a pasar los próximos días, un pueblo de 3200 habitantes con la ciudad más cercana a 150Km.
Y qué hace alguien como yo en un lugar así, por amor se hacen muchas cosas incluso cambiar mi imac por un pc portátil y una conexión de cable por una 3g a 56Kb y aún menos mal que puedo ver el email y revisar los blogs a los que estoy subscrita sino a la vuelta la bandeja de entrada echaría humo.

Probablemente vivir en un pueblo tenga sus ventajas, yo no vivo en una ciudad muy grande, diría que tiene un tamaño medio 300000 habitantes pero el tamaño suficiente como para pasar desapercibida.
Suena algo snob quizás, la urbanita que se va al pueblo y no puede cambiar sus hábitos habituales por los del campo, los cambiaría sin lugar a dudas si el pueblo en cuestión no te lo patearas en 30 minutos como hice esta mañana y si no utilizara la ventana de mi habitación del hotel para refrescar una lata de cocacola, suena rústico pero si fuera el termómetro marca 2º para qué meterla en la nevera! ahora mismo son las 16:30 y ya está anocheciendo.

En fin, los que me conocéis ya sabéis a lo que me refiero pero bueno no intento hacer una defensa total de la vida en las ciudades porque los pueblos también tienen su encanto, imagino que todo tendrá que ver con el lugar en el que creciste, aquí se valoran otras cosas yo me he traído un par de libros de unas 500 páginas y el Ipod cargadito de música para entretenerme en mis ratos libres.
Y en cuanto al tema diseño, estoy en proceso de formateo, liberando espacio en disco duro y desfragmentando, a ver si a la vuelta recuerdo todavía los comandos de teclado.

Nos vemos,

Si te apetece comentar puedes hacerlo aquí